Disfruta De Tus Habilidades Y Diseña Tu Vida

Alguna vez has pensado en qué destacas? Cuáles son tus habilidades innatas?
Todos y cada uno de nosotros posee una o varias habilidades. Son cosas a las que no le das importancia porque, para ti, son de lo más “normales”.

Sin embargo, hay muchas personas que no pueden hacer lo mismo que tú. O sí.  Pero con un esfuerzo considerable por su parte.

Esa habilidad única que, bien desarrollada e incentivada, puede convertirse en verdadero talento.

Y tú lo tienes.

Sabes que la mayor parte de las personas caminan por la vida sin ton ni son?

Cuando eres niña, tienes la obligación de ir al colegio y aprender una serie de cosas que, muchas veces, no tienen sentido para ti. En general, durante tu etapa escolar nadie hizo el esfuerzo de saber cómo aprendías. Ni hablar ya de cómo ayudarte a potenciar tus habilidades innatas!.

Cuando creces, se supone que eliges tu camino. A qué dedicarte, con quién relacionarte, eliges a tu pareja, si quieres o no tener hijos, …

Te has planteado si, de verdad, todo lo que hay en tu vida lo has elegido verdaderamente tú?

Vuelve la cabeza antes de que sea tarde

 

 

Me encuentro con muchas mujeres que cuando llegan a su edad madura, miran hacia atrás y se dan cuenta que, en realidad, no han disfrutado de su vida. Si escarbas un poco, la mayor parte de sus decisiones no han sido totalmente suyas.

Y se sienten desmotivadas y cansadas. Han perdido la ilusión.

Porque no hay nada mejor que disfrutar de aquello en lo que pasas más horas. Y, en qué lugar estás durante más tiempo? Posiblemente, en tu trabajo. Me equivoco? Incluso me atrevo a decir, que tu actividad laboral te absorbe mucho más tiempo que tu familia.

Piénsalo.

Alguna vez has estado haciendo algo y te ha pasado el tiempo sin darte cuenta? Apenas has sido consciente del paso de las horas. Como si, de repente, el tiempo se hubiese detenido.

Es el “flow”

En esos momentos, te sientes a gusto. En tu cerebro, se generan cambios químicos que te producen bienestar. Se segregan endorfinas y serotonina, entre otros neurotransmisores que hacen que te sientas relajada, en calma y feliz.

Incluso, puedes llegar a una especie de estado de trance en el que te concentras muchísimo en lo que estás haciendo, de forma que todo lo demás se vuelve casi irrelevante y deja de existir. Es lo que llamamos “fluir”.

Es un estado de bienestar que te hace tener una actitud positiva ante la vida y que se expanda tu “círculo de influencia”, ése en el que tú y sólo tú tienes el control.

Puedes imaginar lo que supone para tu salud física y mental? Pues eso es lo que ocurre cuando realmente disfrutas de tu trabajo.

Si todavía no lo has experimentado, quizá es el momento de plantearte seriamente si la actividad a la que te dedicas es la que de verdad quieres hacer, antes de que sea demasiado tarde. Y eso sucederá cuando llegues a esa etapa de tu vida llamada senectud.

Aunque, con un poco de suerte, tal vez puedas cuestionártelo antes y hacer el cambio oportuno que necesitas para diseñar tu vida de la forma en que tú quieres.

Y para eso, nada mejor que desarrollar tu potencial y crecer como persona

 

 

Descubrir esas habilidades que tienes y que pueden ayudarte a mejorar cualitativamente tu existencia. Y a plantearte un cambio de profesión, tal vez. A no depender de un jefe o del tráfico. A vivir de forma más adecuada a tus intereses más personales. En una palabra, reinventarte.

Siempre he pensado que todos somos genios. Tú tienes un genio en tu interior y, es posible, que todavía no lo sepas. Y a través de ese genio, es posible cambiar tu futuro.

Te imaginas, cuando llegue ese momento en el que eches la vista atrás y te des cuenta de que has vivido una vida que no querías? O de un modo diferente al que te hubiese gustado?

No sería mucho mejor tener una visión positiva, creativa y optimista de la vida?

Disfrutar de lo que haces y vivir con ilusión?

Alguna vez ha imaginado tener una vida diferente a la que tienes? Te has parado a pensar cómo sería?

Y, a veces, no es necesario hacer un cambio radical y liarte la manta a la cabeza. Yo tampoco te lo aconsejaría. Reinventarse sí, pero con cabeza.

Simplemente, a veces, solo se trata de un cambio de pensamiento

Por lo general, cuando trabajaba por contrato, siempre procuraba ver el lado positivo de mi trabajo. Y te aseguro que, a lo largo de mi vida, he estado en empresas muy diferentes y he llevado a cabo tareas muy distintas.

He trabajado en multinacionales y en pequeñas empresas familiares. En departamentos con varias personas a mi cargo y en otros en los que estaba totalmente sola. Con jefes buenos y no tan buenos.

Sin embargo, la última etapa de mi trabajo para terceros, se me estaba haciendo tremendamente cuesta arriba. Fue una época de mucho estrés. Me sentía totalmente desmotivada. Y me costaba un mundo levantarme por las mañanas.

En esos momentos únicamente me estaba enfocando en todo lo negativo que veía a mi alrededor. Y ese enfoque se reflejaba completamente en todo lo que hacía y alimentaba aún más el hecho de sentirme mal.

 

 

En aquello en lo que te enfocas es en lo que pones tu energía.

Ese enfoque te influye en tu lenguaje y, por tanto, en lo que piensas. Y, así como piensas es como te comunicas con los demás. Si te sientes mal y tus pensamientos son negativos, tu fisiología también reflejará esos sentimientos y tu negatividad.

Esas tres cosas: enfoque, lenguaje y fisiología generan las emociones que sientes en el momento. Es lo que se llama triada emocional .

Si estás en una situación parecida, desmotivada, sin ánimos y sin ilusión, te sugiero que pienses en estas tres cosas:
1. En qué te estás enfocando
2. Qué significa eso para ti
3. Qué vas a hacer para cambiarlo

Si cambias tu enfoque, cambias tu pensamiento y tu energía.

Y si eres consciente de lo que sucede, estás mucho más cerca de conseguir tu cambio. Estás más cerca de reinventarte.

A qué estás esperando?

 

 

 

 

Deja un comentario

Responsable: Salva Contreras Villalta (EnfocaT Coaching)
Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en el blog
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de EnfocaT Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf)
Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en enfocat@coachingenfocate.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>