Quién te ha Robado tus Sueños

¿QUIÉN HA ROBADO TUS SUEÑOS?

¿Dónde se han ido las ilusiones que tenías de niña? ¿Por qué te has convertido en una adulta gris, sin ilusión, sin motivación? ¿Quién te ha robado tus sueños?

Sueños Coaching Vocacional

 

Cuando de niños, alguien nos preguntaba: “Y tú qué quieres ser de mayor?”, contestábamos totalmente convencidos e ilusionados: “bombero”, “futbolista”, “enfermera”, “médico”, “astronauta”. ¿Has oído que alguien conteste alguna vez “contable” o “jardinero” o  “sexador de pollos” (profesión que por cierto, existe y muy bien remunerada!)?. Por favor, si has contestado que SI, ponte en contacto conmigo y cuéntamelo!!

Según la Real Academia Española de la lengua, uno de los significados de la palabra ilusión, es “Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo”.

A medida que nos hacemos mayores, parece que vamos relegando esa esperanza y dejamos de intentar alcanzar nuestros sueños. Guardamos en el cajón del olvido las ilusiones que teníamos de niños y nos dejamos tragar por la vorágine de una sociedad, que nos pide cada vez mayores sacrificios, convirtiéndonos en personas que, simplemente, pasan por la vida. Claro, que no todos podemos ser Menuhin, o Rafa Nadal pero, ¿por qué nos dejamos vencer, a veces incluso, sin haberlo intentado?

 Todo lo que hacemos con ilusión, lo hacemos mejor

Según Howard Gardner, psicólogo e investigador de la teoría de las Inteligencias Múltiples, todos podemos ser capaces de ser o llegar a ser lo que nos propongamos si, desde niños, nos motivan y nos ayudan a desarrollar nuestras habilidades internas. O lo que yo siempre digo: que llevamos un genio interior que tenemos que saber encontrar. Y si hacemos algo que nos motiva, que nos gusta y que nos ilusiona, sacaremos todo lo mejor de nosotros. Sí o sí.

Quizá estarás pensando que cuando somos niños no tenemos conciencia de la realidad. Y en nuestro mundo occidental, eso es cierto. Los niños son niños y su papel es ser felices el mayor tiempo posible.

Puede que me digas que hay que tener en cuenta el cambio en el desarrollo social y de personalidad, la experiencia y el aprendizaje y su papel en la plasticidad cerebral,….. Sí. Cierto. Pero no es necesario remontarse a la infancia. Simplemente, pensemos qué queríamos ser de mayores cuando teníamos 10-12 años, durante la primera etapa de la adolescencia. ¿Qué pasó con esos sueños, con esas ilusiones?

Y ahora me vas a decir que la vida no es fácil (por cierto, hablo en otro post de cómo nos complicamos la existencia); que una cosa son los sueños y otra muy diferente la realidad; que hay que ganar dinero para vivir, y etcétera, etcétera.

Te propongo un ejercicio: Visualicemos por un momento a un hombre de negocios, un empresario que ha montado una empresa de la nada con un gran sacrificio que, finalmente, se ha visto recompensado con una marca conocida por todo el mundo y una facturación de seis ceros. Este hombre tiene un hijo, sólo uno, al que desde niño le inculca los valores que le han llevado a tener ese gran negocio que, algún día, le dejará en herencia y al que, por supuesto, tiene que ir cogiendo el tranquillo para dirigirlo cuando él falte.

Pongamos por caso, que ese niño, retraído por la personalidad arrolladora de su padre, que le repite hasta la saciedad todo lo que ha conseguido en la vida con tanto sacrificio, disfruta lo indecible con aquella pequeña cámara fotográfica que le regalaron por su cumpleaños. Lee todo lo que cae en sus manos sobre fotografía, encuadres, enfoque,….La fotografía es su ilusión, su pasión, algo que se le da fantásticamente bien…pero está en la obligación de seguir con el negocio familiar. Le han inculcado unos valores; le hancomprometido en una secuela de vida….Unos valores que no son los suyos y una vida que, aunque no es ajena, tampoco es la suya sino la de su padre. Y durante toda su vida se levantará por la mañana para ir a una fábrica que no le interesa, para dirigir un negocio que no le gusta y por el que no tiene ilusión. Y ese negocio, tan floreciente en manos de su padre, puede llegar a convertirse en una gran cruz, una mochila llena de piedras que no le dejará vivir la vida que le hubiese gustado vivir.

 

 

¿A que estás pensando “si, si….con un negocio tan próspero, que no se queje…”?. Sí. La verdad es que, a algunas personas, les gustaría dedicarse a eso: a aquellos cuyas habilidades son precisamente los negocios. Y lo harían de tal forma, que ese negocio podría triplicar sus beneficios. Pero en manos de alguien que lo hace por obligación, sin convicción, sin ilusión, simplemente lo mantendrá o, probablemente terminará por fracasar.

Y, ¿qué precio ha tenido que pagar es buenísimo fotógrafo sumido en el anonimato que pudo haber sido y no fue? El de pasar por la vida sin pena ni gloria, convirtiéndose en un hombre hosco, de difícil carácter y amargado. ¿Y sus hijos le recordaran por su sonrisa, su buen humor, sus ganas de vivir? Seguramente, no.

En otro post (No sé qué estudiar), comenté las dificultades que tienen los estudiantes a la hora de escoger sus estudios superiores y cómo muchos de ellos están influenciados por el entorno o se lanzan a una aventura para la que, a veces, no están suficientemente preparados y, por tanto, comienzan esa nueva etapa sin ilusión.

Por eso, es tan importante que los adolescentes que tienen que tomar decisiones tan transcendentales en su vida como son las de escoger qué quieren llegar a ser, dediquen un tiempo a saber qué es lo que, de verdad, les interesa. Qué es aquello en lo que son realmente buenos, lo que les va a hacer tener ilusión todos los días. Y nosotros, como padres, debemos ayudarles en esa decisión crucial. Porque lo que decidan, marcará su futuro.

Te propongo que, por un momento, recuerdes aquello con lo que disfrutabas de cada minuto, aquello que te hubiese gustado hacer, incluso, sin cobrar….Si hubieses podido dedicarte a eso, cómo sería tu vida hoy?

Y ahora, déjame que me tome una licencia y te pida un favor…Puedo? Deja lo que estés haciendo y visualiza el video que tienes a continuación. Seguro que te suena la escena. Pertenece a la película Up in the air. Dura algo menos de tres minutos.

 

Y bien? No te gustaría tener una oportunidad de conseguir algo importante para ti?

“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de alguien más”  Steve Jobs

Si debido a las circunstancias te has visto en la tesitura de quedarte en el paro, lo siento. Puede que sea una faena, pero fíjate en la gran oportunidad que tienes de reinventarte. De poder, por fin,  hacer aquello que te apasionaba. Imagínate la increíble oportunidad de encontrar una ocupación que realmente te motive y te haga levantarte con ilusión por las mañanas. De conseguir SER y no únicamente hacer.

Y ahora te pregunto: y tú, qué quieres ser de mayor?

 

 

 

2 comentarios en “Quién te ha Robado tus Sueños”

Deja un comentario

Responsable: Salva Contreras Villalta (EnfocaT Coaching)
Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en el blog
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de EnfocaT Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf)
Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en enfocat@coachingenfocate.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>