Si Tienes Un Fracaso Estás Camino Del Éxito

Cuando mis clientes me hablan de fracaso, pienso en todo lo que han aprendido de esa situación sin ser conscientes de ello.

Porque, reamente, el fracaso no existe. Existen los aprendizajes. Existen las experiencias. Tal vez las cosas no salieron como querías. Y eso te hace más fuerte y más sabia para que, a la próxima vez, no cometas los mismos errores o, al menos, si los cometes seas consciente de ello.

No recuerdo quién dijo que no se fiaba de una persona que nunca en su vida había fracasado. Alguien que no ha pasado por ello no sabe lo que es el esfuerzo. Y es que, si fracasas no hay que tirar la toalla. Un fracaso no es nada. Es únicamente un empujón hacia otro punto del camino. Por eso, yo quiero fracasar porque eso significara que he sido valiente, que he pasado a la acción y no me he quedado en el camino esperando un milagro.

El miedo al fracaso es legítimo

Cuando te lanzas a una nueva aventura, a un nuevo propósito, a una nueva relación, te asaltan muchas dudas y preguntas. Hay personas que fracasan, incluso antes de comenzar, por ese miedo que les paraliza. Otras, no comienzan jamás porque tienen lo que se llama “el síndrome del impostor” y les parece que siempre tienen algo más por aprender para poder lanzarse al ruedo. Y eso les hace tener la temida parálisis por el análisis.

El miedo es una emoción negativa pero no tiene por qué tener connotación negativa. El miedo es inevitable y tiene dos vertientes: o te paraliza o te empuja. Y no tienes que tener miedo al miedo. Tienes que aceptarlo y seguir adelante a pesar de él. No quedarte parada por miedo.

fracaso y éxitoLa personalidad del fracaso

Hay un tipo de personas para las que el fracaso supone un hecho irremediable en su vida. Los perfeccionistas. Si te parece que cualquier cosa que haces siempre puede hacerse mejor, siempre encuentras algún tipo de fallo que subsanar y nunca estás contenta con tu resultado, jamás verás el éxito en tu camino, aunque lo hayas alcanzado. Para ti, todo será un fracaso.

Luego están los cortoplacistas que necesitan resultados enseguida. Estos fracasan porque no tienen la paciencia necesaria para ver cómo aquello que quieren da sus frutos. Todo tiene su tiempo. Cualquier cosa que hagas necesita madurar. Como la fruta.

Un tercer tipo de personas son las que vinculan sus resultados al entorno. Es decir, responsabilizan a algo externo lo que les ocurre en sus vidas. No tienen en cuenta que el éxito requiere de una serie de competencias personales como la constancia y la disciplina. Son personas que, generalmente, tienen una baja autoestima. Y, por tanto, no son proactivas para buscar soluciones o alternativas a lo que ocurre.

Es importante establecer metas claras

A veces el fracaso se da porque te has puesto metas poco realistas para ese momento. Tal vez has definido un objetivo excesivamente grande para el que necesitas un plazo mayor al que te has propuesto en un principio. Si éste es tu caso, desgrana el objetivo en metas más pequeñas que puedas alcanzar en plazos más cortos.

Es importante que comprendas que el fracaso es una etapa del camino. Y forma parte del éxito. Es un aprendizaje necesario para llegar hasta él.

Cuándo entonces puedes considerar que sí, que has fracasado? Tal vez nunca. Porque no tienes una bola de cristal que te indique en qué recodo del camino vas a encontrar lo que buscas. Quizá tiras la toalla a pocos metros de la meta sin saberlo. Por eso siempre hay que seguir adelante.

 

Los conceptos de éxito y fracaso son subjetivos

Tal vez admiras a una persona a la que le van muy bien en los negocios o a una actriz muy popular, de las denominadas celebrities. Y te gustaría ser como ellas. Para ti, han alcanzado el éxito. Y quizá para tu vecina del quinto eso no es éxito. Porque esas personas tienen a la prensa todo el día encima y tienen que estar siempre en un nivel de actividad frenético. Quizá para ella, el éxito consiste en poder disfrutar de un domingo en la playa o reunir a toda su familia alrededor de una paella.

No puede existir éxito sin fracaso

La definición de fracaso, según la RAE es, entre otras cosas:

  • Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio.
  • Suceso lastimoso, inopinado y funesto.

Socialmente existe una cara negativa del fracaso. Pero es probable que hayas tenido que fracasar muchas veces en tu vida para obtener un éxito.

fracaso y éxito

Seguro que has tenido trabajos que no te gustaban o estaban mal pagados. Y quizá considerabas que estabas fracasando por no encontrar algo más adecuado a tus conocimientos o a tus habilidades. Pero, te has parado a pensar todo lo que aprendiste de ellos?

Quizá tuviste una relación poco afortunada que, finalmente, se fue al traste. Y, sin embargo, cómo pensar que fue un fracaso si, tal vez, gracias a eso encontraste a la persona adecuada? O supiste lo que no querías en una relación?

Si quieres tener éxito sin equivocarte, siento decirte que seguramente estás condenada al fracaso. Porque en tu camino has dejado de aprender un sinfín de cosas útiles para conseguir tus objetivos. Por eso, el fracaso se hace casi necesario.

Te has planteado que el éxito o el fracaso depende de tu voluntad?

Pues sí. Porque para tener éxito, también tienes que querer tenerlo. Y, a veces, eres tú misma la que interiormente no quieres llegar ahí. Tal vez por miedo, por inseguridad o, simplemente, porque no eres tú quien se ha propuesto el objetivo, sino que te ha sido impuesto socialmente o por tu familia, tu pareja, tu jefe, o quien sea.

La gestión emocional es importante

Te imaginas si Madame Curie hubiese dejado sus investigaciones antes de dar con su descubrimiento de la penicilina?

O que J.K. Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, se hubiese dado por vencida cuando recibió su doceava respuesta negativa de la editorial a la que envió su manuscrito? No habría conocido el éxito porque la que hacía el número 13 (tan maldito para los supersticiosos) le dijo sí.

O, tal vez, que Thomas Edisson hubiese tirado la toalla cuando tras mal de 1.000 intentos para encontrar la fórmula de la bombilla incandescente? Por cierto, se cuenta que sus colaboradores le preguntaron si no estaba desanimado por tantos fracasos y él contestó: “¿Fracasos? No sé de qué me hablas. En cada descubrimiento me enteré de un motivo por el cual una bombilla no funcionaba. Ahora ya sé mil maneras de no hacer una bombilla”.

 Henry Ford. “El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia”

Así que sí. Alégrate de fracasar porque eso significa que estás en el camino de la acción y que, más temprano que tarde, lograrás lo que te propones.

 

2 comentarios en “Si Tienes Un Fracaso Estás Camino Del Éxito”

  1. ESTO ES SUMAMENTE IMPORTANTE, YA QUE SUPUESTAMENTE SE HA FRACASADO, NOS IRRITA, NOS DA CORAJE, HAY DESILUCIONES SIN GANAS DE SEGUIR ADELANTE Y DENTRO DE TODO ESTO TE PREGUNTAS PARA DONDE VOY, QUE TENGO QUE HACER PARA EL CAMBIO TAN ESPERADO POR AÑOS, LA RESPUESTA SOLO ESTA PARA LOS QUE TIENEN SUFICIENTE PACIENCIA, FE, CORAJE, Y UNA COSA IMPORTANTE QUE ES LA ESPERANZA Y EL ENTUSIASMO QUE TARDE O TEMPRANO TIENE QUE CAMBIAR

    • Hola Agustín.
      Muchas personas se sienten mal cuando las expectativas que han puesto en algo no se ven cumplidas. Se desaniman, se frustran y, generalmente, abandonan porque el dolor emocional que sienten es mayor que su compromiso. Hay que ver el fracaso como un continuum de lo mismo, es decir, que éxito y fracaso no son dos caras diferentes de la misma moneda, sino que van de la mano. No hay que ver entonces el fracaso como una derrota sino como un aprendizaje para mejorar.
      Muchas gracias por comentar.

Deja un comentario

Responsable: Salva Contreras Villalta (EnfocaT Coaching)
Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en el blog
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de EnfocaT Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf)
Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en enfocat@coachingenfocate.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>